Aplicación artículo 45 Ley 2155 de 2021 (Otra promo tributaria)

Escuchar

Por regla general cada 2 o 3 años en Colombia se presentan cambios en el ordenamiento tributario, los cuales traen consigo medidas que permiten sanear las obligaciones pendientes de pago por parte de los administrados, inclusive la terminación de aquellos procesos en discusión bien sea que se encuentren en vía administrativa o jurisdiccional.

La Ley 2155 no fue la excepción, pues el artículo 45 trae una reducción temporal de sanciones y tasa de interés para los sujetos de obligaciones administradas por la Dian así como respecto de los impuestos, tasas y contribuciones del orden territorial, en relación con las obligaciones que presenten mora en el pago a 30 de junio de 2021, y cuyo incumplimiento se haya ocasionado o agravado como consecuencia de la pandemia generada por el Covid-19.

Esta medida benévola permite la reducción de las sanciones al 20%, es decir, un descuento del 80% del valor contenido en la legislación aduanera, cambiaria o tributaria; así mismo contempla una aminoración de la tasa de interés moratorio al 20% de la tasa de interés bancario corriente para la modalidad de crédito de consumo y ordinario.

Que la interpretación del artículo 45 ha generado diferentes posiciones, empezando por tratar de entender la funcionalidad de los términos ocasionado o agravado, así como la forma de probar estos, posiblemente pueden corresponder a la motivación del beneficio para garantizar su constitucionalidad, ya que las amnistías tributarias han sido proscritas del ordenamiento jurídico, y probablemente esta medida clasifica como una de estas. También se ha presentado incertidumbre por la forma o el procedimiento en que se aplica el beneficio, aunque de acuerdo a la redacción  de la norma tiene aplicación inmediata por no estar supeditado a alguna reglamentación, sin embargo, en la práctica no funciona del todo así.

En aras  de aclarar lo anterior, la administración tributaria expidió la resolución 00126 del 29 de octubre del presente año, donde se destacan los siguientes aspectos:

  1. El beneficio aplica a las obligaciones administradas por la Dian contenidas en el artículo 1 del decreto 1742 de 2020, lo cual comprende, renta, iva, derechos de aduana, retención en la fuente para algunas, sanción relativas a informaciones…
  2. Entiéndase por obligaciones que presentan mora en el pago a 30 de junio de 2021, aquellas,
  3. Declaraciones extemporáneas cuyo vencimiento fue hasta el 30 de junio de 2021 según la resolución, aunque debería ser vencimiento hasta el 29 de junio dado que la mora debe ser a 30 de junio como está previsto en la Ley, y si se establece que el vencimiento es el 30 pues no estaría en mora el 30 de junio sino a partir del 1 de julio, lo que quiere decir que aplica a renta personas naturales diferentes a grandes contribuyentes año gravable 2019 y hacia atrás; renta personas jurídicas, naturales grandes contribuyentes año gravable 2020 y hacia atrás, iva bimestre dos o primer cuatrimestre año gravable 2021 y hacia atrás, impoconsumo bimestre dos año gravable 2021 y anteriores, entre otras. Así mismo aplicará a las correcciones de estas declaraciones e iguales períodos.
  4. Anticipos del régimen simple de tributación bimestre 1 y 2 del año 2021 y anteriores.
  5. Retenciones en la fuente ineficaces presentadas con posterioridad a la entrada en vigencia de la Ley 1943 de 2018 y 2010 de 2019, por constituir un título ejecutivo al reconocer una obligación expresa, clara y exigible.
  6. Las sanciones determinadas por la administración de impuestos cuyos hechos sancionables hayan ocurrido antes del 30 de junio, como por ejemplo, sanciones relativas a la información exógena del artículo 651 del estatuto tributario, relacionadas al rut del artículo 658-3 ibídem, o sanción por expedir facturas sin requisitos del artículo 652 ejusdem…
  7. La sanción reducida con el beneficio no podrá ser inferior a la sanción mínima, es decir, 10 uvt equivalente a $363.000.
  8. El beneficio no requiere de autorización previa por parte de la autoridad fiscal, por ende, el contribuyente podrá aplicarlo directamente en su denuncio rentístico, salvo lo que corresponda a las facilidades de pago.
  9. La medida podrá aplicar a saldos de facilidades de pago vigentes, así como las facilidades decretadas incumplidas.
  10. Cuando se presente un pago mayor a lo debido producto de las reducciones se podrá hacer uso de la figura solicitud de devolución de pagos en exceso que contiene el artículo 850 del estatuto tributario. En este punto se quiere destacar la importancia de analizar si efectivamente procede o no la devolución, haciendo un análisis costo-beneficio-procedencia, pues podría darse el caso que se pierda el beneficio por un mal cálculo.
  11. Se podrá radicar solicitudes de facilidades de pago con el lleno de los requisitos hasta el 10 de diciembre de 2021, con el fin que se suscriban y notifiquen a más tardar el 31 de diciembre de este mismo año.
  12. Se entiende por ocasionado o agravado como consecuencia de la pandemia cuando se haya generado dentro de los Estados de Emergencia Económica, Social y Ecológica, o antes de estos. Llama la atención que en el proyecto de resolución la administración había contemplado a título enunciativo situaciones relacionadas con los términos ocasionado o agravado como la disminución de ingresos, asunción de obligaciones crediticias, pérdida de mercado, etc, sin embargo, hoy en día la resolución no lo contempla, lo cual podría generar algún tipo de inseguridad jurídica al dejar un amplio margen de criterio al funcionario fiscalizador para la aplicación del beneficio. Lo anterior puede dar a entender, pruebe como pueda y al estilo de Andrés Oppenheimer “sálvese quien pueda”. Para este efecto, la autoridad fiscal aplica el criterio de interpretación del artículo 28 del Código Civil al concepto de agravado, por lo que su significado se entenderá en su sentido natural y obvio dado que el legislador no se encargó de definirlo, por lo tanto, este debe entenderse según la RAE como el participio de agravar, lo que significa “hacer algo más grave o molesto de lo que era”.

En términos generales el beneficio es bueno, así que la invitación es aplicarlo de manera oportuna y correcta, y probar previamente la situación de ocasionado o agravado.

Por: Juan Diego Solórzano Horta
Contador Público, Especialista y Magíster en Gerencia Tributaria Universidad Surcolombiana. Estudiante Derecho.
Correo electrónico:juan12diego@hotmail.com
Miembro de la Red GlobalContable.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *